Brujas modernas

Según mi ex yo soy la bruja de su cuento. ¿Y sabes qué? No me importa en absoluto, pero la verruga de la nariz me la cambias por el lunar que tengo en el labio, que seré bruja pero moderna y sexy.

Lo de los calderos no me va mucho, por eso de que piso poco la cocina, lo de la escoba menos, que desde que compré el rumba estoy encantada de la vida y tampoco soy de las que voy dando manzanas envenenadas porque la fruta no me gusta nada. De los gatos negros mejor no hablamos, que soy alérgica a todo bicho viviente.

Así que supongo que lo de bruja vendrá porque me gustan los conjuros y las piedras mágicas, me costó un año para que el amarre hiciera efecto pero al final se volvió loquito por mis huesos.

Nuestro amor fue un cuento de hadas muy heavy lleno de música rock y viajes en moto hasta que me di cuenta que el azul había dejado de ser mi color favorito y me apetecía buscarme un príncipe de otro color. Como me seguía molando irme de conciertos con él, la búsqueda fue un poco en secreto hasta que después de probar tantos príncipes me di cuenta de que prefería las princesas.

Él me sigue considerando una bruja, pero yo prefiero verme como la narradora de mi propio cuento.

Puntuación de la reseña:
Recommend0 recommendationsPublished in CONCURSOS, RETOS GANADORES

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *