coaching literario

¿Merece la pena el Coaching literario?

Hoy en día el coaching literario es un servicio que encontramos en abundancia por parte de editoriales y freelancers. Este consta de trabajar mano a mano con el escritor con el objetivo de que el libro, como producto final, sea de calidad.

En este primer proceso, desde que se escribe la novela hasta que se da por finalizada, puedes encontrar a muchos expertos que te pueden ayudar, pero ¿y luego? ¿Nadie habla del coaching literario en la promoción? Para mí, el coaching literario en marketing es tan o igual de importante que el primero, ya que sin un buen trabajo en promoción no habrán ventas y sino compran tu libro, déjame decirte que estás perdido.

Pero antes de meternos en el meollo del asunto, empecemos por el principio.

¿Qué es el coaching literario?

El coaching literario es el proceso en el que un experto o coach ayuda, acompaña y aconseja al escritor a seguir unas directrices para conseguir el mejor resultado con su libro. 

  • Entonces, ¿qué es el coaching literario en marketing?

Este tipo de coaching literario consiste en que un experto de este campo (del marketing o de la promoción) guía al escritor de forma personalizada para mejorar algunas facetas como la visibilidad, las ventas o el reconocimiento.

Cuando escribimos un libro tenemos que trabajar nuestra escritura y conseguir un producto final (sí, sé que a muchos escritores les chirria lo de “producto”, pero el libro lo es) y para ello nos ayudaremos de profesionales en editing, corrección, maquetación o mentores.

Lo mismo ocurre cuando ya tenemos nuestro libro de calidad terminado y queremos publicarlo, ¿qué tipo de lanzamiento haremos? ¿Cuándo y cómo creamos una comunidad lectora? ¿Cómo puedo vender mi libro? ¿Cómo puedo crecer en redes sociales?

¿Te suenan todas estas preguntas? Son las preguntas que más me suelen hacer los escritores cuando llegan a mis consultorías. Por eso, hoy te cuento algunos consejos para trabajar en tu proceso de promoción.

Una comunidad de lectores

Lo ideal es que empieces a crear a tu audiencia o comunidad lectora cuando estés escribiendo tu libro. El error más habitual es empezar a preocuparse por la comunidad cuando el libro ya está publicado y no has generado ninguna venta. Sabes que algo ha ido mal y es que para preparar a tus lectores y estos tengan ganas de comprar tu libro tendrás que educarles durante un tiempo anterior a la publicación.

Escoge una red social principal

Para vender y que no seas un completo desconocido hoy en día tendrás que tener redes sociales te guste o no. Por supuesto, con ello no quiero decir que estés en todas, ni mucho menos, sino que escojas una como tu red principal y la explotes al máximo. Cuando hayas crecido en una podrás darte el lujo de trabajar en una secundaria. 

Página web de escritor

Si quieres que te vean como un escritor profesional tendrás que tener tu casita digital donde los lectores puedan visitarte, leer tus artículos semanales en el blog y adquirir tus libros. Además, la página web será un gancho perfecto para introducir tu newsletter y conseguir una gran base de emails de tus lectores que utilizarás para ofrecerles contenido de valor en primera estancia y para venderles, posteriormente.

Un libro de calidad

Lo difícil no es que te compren la primera vez (siempre y cuando hagas las cosas bien), sino que les guste tu libro y te compren el siguiente. Aunque trabajes mucho tu promoción, si el libro tiene faltas de ortografía, incoherencias y otras erratas, el lector quedará decepcionado y será más difícil que te vuelva a comprar.

Busca a lectores cero que te ayuden a pulir tu obra y luego invierte en una corrección profesional, como escritores siempre se nos escapan cosas. Si tu presupuesto no te permite contratar a un corrector por tu cuenta puedes hacer una campaña de crowdfunding para tu libro o cambio de especies: ofrecer tus servicios por los del corrector.

La formación y mentorías

Ningún escritor que ha llegado lejos lo ha hecho solo y esto es una realidad como un templo. En todas las disciplinas y negocios, los grandes han escalado gracias a las recomendaciones, consejos, experiencias y conocimientos de otros.

Te recomiendo que leas mucho sobre marketing, que te formes como escritor autodidacta en escuelas o cursos para escritores y que te dejes ayudar por expertos.

¿En qué consiste una sesión de coaching para escritores?

Muchas veces, sobre todo si somos noveles, no conocemos muy bien este tipo de servicio y tenemos miedo a que nos engañen o que el dinero invertido lo perdamos. Este miedo es de lo más normal y es que cuando no conocemos muy bien en que consiste esta sesión estratégica para escritores nos asaltan las dudas.

Así que hoy te cuento, qué debe tener una sesión de consultoría para escritores y te lo voy a explicar poniendo de ejemplo mis mentorías.

Duración del coaching literario

La sesión de consultorías para escritores suele rondar alrededor de una hora, aunque encontramos sesiones desde 30 minutos hasta 90 minutos. Aquí es un poco al gusto del escritor, pero en mi caso, una sesión de 30 minutos la veo corta, probablemente se queden muchas dudas en el tintero y tendrás que reservar otra. 

Objetivo del coaching literario

El escritor tiene que tener muy claro qué quiere trabajar o potenciar en la consultoría. Seguramente durante la sesión salgan ideas en las que el autor no había pensado en un primer momento, pero la mejor manera de aprovechar la hora de videollamada es a través de un objetivo principal y no perder el foco. Ejemplos de objetivos pueden ser una estrategia de contenidos en redes sociales o en el blog, aumentar las ventas o la visibilidad, preparar un lanzamiento o trabajar diversas estrategias de promoción.  

Coaching literario: Metodología

El objetivo de la consultoría es que el escritor junto al experto trabajen en una hoja de ruta donde hablaran de los pasos a seguir, cómo tendrá que optimizar una serie de elementos para cumplir el objetivo (paso anterior) y resolver las dudas que tenga el autor.

Existen dos tipos de consultores, los que hacen un análisis previo a la sesión para pulir todos los aspectos de la promoción y en los que el autor no había caído (como es en mi caso) o los consultores que no hacen ningún análisis sino que hacen unas sesiones más tipo preguntas y respuestas. En estas últimas lo que hacen es resolver todas tus dudas y aquí el escritor tiene que tener muy claro todo lo qué quiere abarcar.

Extras del coaching literario

En mis consultorías siempre grabo la sesión para enviarla después al escritor por si quiere volverla a ver y repasar todos los conceptos, envío un email con todos los materiales mencionados y hago un pequeño seguimiento.

En referencia al seguimiento me gusta ayudar cuando el escritor realiza los cambios, ya que en el proceso pueden surgir dudas. Por supuesto, esto quizás no sea lo habitual, pero en mi caso me gusta ver cómo evolucionan mis alumnos y van progresando.

¿Por qué contratar una mentoría para escritores?

Muchos escritores creen que una consultoría o mentoría para escritores no merece mucho la pena porque en Internet pueden encontrar la misma información. Esta es una realidad equivocada, ya que si bien es cierto es que en Internet encuentras muchísimos recursos e información gratuita, en la sesión pagas por atajar caminos y ahorrar tiempo, ganas experiencia y conocimientos directos y creas una estrategia.

Uno de los mayores errores (y a mí me ha pasado) es que cuando empezamos cogemos información de aquí y de allá y lo intentamos aplicar en nuestro proyecto. El problema viene cuando vemos que ese truco o consejo que hemos leído no funciona y probamos con otro, y luego con otro, y así sucesivamente.

Esta manía de probar un tip de esto y un hack de lo otro, lo hemos hecho todos, pero sin una base sólida, sin una estrategia efectiva, no suelen funcionar. De ahí viene la importancia de que alguien que conozca la base y la estrategia te ayude, ya que trucos y consejos hay muchos en redes sociales y blogs, pero ¿y la base de la casa dónde la encontramos?

Tu coach literario

Tener un coach literario o probar una sesión de coaching para mejorar tu marketing creo que es una inversión más que necesaria y no lo digo porque yo me dedique a ello, sino porque yo también he tenido a mis consultores y estos me han ayudado muchísimo.

Tanto el escritor como el profesional que ayuda al escritor tiene que contar con la ayuda de otras personas que saben más, que les va mejor y que pueden aportarle más conocimientos. De esta manera nos aseguramos que no nos estancamos (que es lo que pasa muchas veces) y seguimos avanzando.  

¿Has probado una sesión de coaching literario? ¿Cuál ha sido tu experiencia?

Coaching literario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *