distribuidoras para autores independientes

¿Distribuidoras para autores independientes?

Otro de los dilemas de los escritores autopublicados o que optan por la autoedición es si existen distribuidoras para autores independientes o por el contrario, es algo que no está a su alcance.

He estado investigando sobre el tema y hoy te traigo algunas opciones de distribución, alguna editorial de autopublicación que tiene este servicio y toda la verdad sobre el mundo de la distribución. 

¿Qué son las distribuidoras?

Antes de nada, aunque es posible que sepas que es una distribuidora, vamos a explicar qué es y de qué se encarga exactamente. 

La distribuidora es una empresa que se encarga de distribuir los libros (o producto) para su comercialización. Esta actúa como intermediario del escritor y de las librerías.

Para que lo veas más claro en un esquema sencillo, este sería el orden:

Escritor > Distribuidora > Librería > Lector

En el caso de los autores independientes, son ellos los que el 99% de las veces tienen que saltarse el escalón de la distribuidora y ser ellos mismos quienes tengan que contactar con las librerías.  En ese caso pueden dejar sus libros en depósito o negociar la venta de algunos ejemplares. Si quieres saber como puedes contactar con las librerías y qué opciones tienes para vender en ellas, te lo explico en este artículo.

Lo verdad sobre la distribución de libros

No voy a engañarte, sabes que en este blog intento traerte el mejor contenido de la forma más transparente y clara. Por eso, voy a contarte como están las cosas sobre las distribuidoras para autores independientes.

Antes de nada quiero explicarte los cuatro tipos de distribuidoras para autores independientes y cómo funciona su distribución. Así, podrás entender un poco más sobre cómo funciona este mundo un poco confuso todavía.

1. Distribución al por mayor

Aquí existe un mayorista que colabora junto a la editorial y se encarga de distribuir los ejemplares por diferentes librerías y grandes plataformas como El Corte Inglés, La Casa del Libro o el Fnac. 

Esta opción solo se utiliza entre editoriales tradicionales, ya que tienen un contrato normalmente de bastantes años, en el que las tiradas de los libros son de grandes cantidades. Esta distribuidora al por mayor, lo que hace a veces, es dar una parte de la tirada a otra distribuidora más pequeña y así llegar a librerías regionales y locales. 

En este caso la distribuidora o proveedores de libros se lleva entre el 50% y el 60% del PVP del libro, porcentaje que comparte con la librería. Aunque este no sea tu caso, está bien que conozcas los diferentes porcentajes y conozcas como funciona el mundo de las editoriales tradicionales. Nunca sabes si vas a publicar algún libro con ellas. 

2. La distribución bajo demanda

Este tipo de distribución es la impresión del libro bajo demanda, es decir, se imprime una vez se ha vendido, no antes. Esto elimina los costes de almacenajes y reduce la posibilidad de inversión y que luego esos libros no se vendan. Para evitarlo, se producen los libros a medida que estos los compran, denominando esto como la distribución 1:1.

A pesar de que la impresión del ejemplar es más caro que una tirada más grande, te olvidas de la inversión inicial que puede suponer una tirada grande. 

Las distribuidoras 1:1 o bajo demanda, no dejan en las librerías ningún libro en depósito, sino que estos tienen un catálogo online en el que te piden el libro, una vez lo hayas comprado con anterioridad. 

Este tipo de distribución las suelen tener las editoriales de autopublicación. Por eso, en muchas ocasiones (no en todas), aunque te prometan que tu libro va a estar en las estanterías del Fnac u otros comercios es muy probable que no sea cierto.

Es importante negociar bien el contrato y especificar todo al detalle. Si te aseguran que va a distribuirse de una manera, haz que lo escriban, antes de firmar nada. De esta manera, te asegurarás que lo hagan, ya que luego vienen las sorpresas. 

3. La distribución de Juan Palomo, yo me lo guiso yo me lo como

Como escritor tendrás que ser tu el que contacte con las librerías y ofrecerles la posibilidad de que tu libro este en sus estanterías, además de negociar el porcentaje que se van a llevar por cada venta de ese libro, aunque normalmente sea del 30%. 

Por un lado, puedes negociar la venta de una cantidad de ejemplares y si al final no los venden tienes que hacerles la devolución. Por otro lado, tienes la opción de dejar los ejemplares en depósito (es decir, de forma gratuita) y que te paguen según vayas vendiendo. De esta manera te ahorras devolverles el dinero si llega el caso de que no se vendan. 

4. Del autor directo al lector

Por último, tenemos la última manera de distribuir los libros y quizás la más antigua de todas. En este caso es el propio escritor el que vende los libros a los lectores, ya sea desde su tienda online, redes sociales o eventos. 

Una buena manera de asegurarte que tu libro se vaya a vender es lanzar una campaña de crowdfunding. Si no sabes lo qué es o cómo sacarle partido aquí te lo explico. De esta manera te aseguras la venta de los ejemplares con los mecenas que lo compren cuando este en preventa.

Si tu idea es hacer un crowdfunding, pero no quieres encargarte de los envíos, una buena plataforma para hacerlo es en Libros.com. Ellos, una vez alcanzas el objetivo de la campaña, se encargan de enviar los libros a los lectores. 

Esta forma de distribución es la que más beneficio da al escritor, ya que se lleva toda las ganancias de las ventas. 

Distribuidoras de libros para escritores autopublicados

En realidad existen muy pocas editoriales de autoedición que trabajen con distribuidoras para autores independientes. Lo más probable es que las editoriales de autopublicación tengan la impresión bajo demanda dentro del catálogo online del que te he hablado anteriormente. 

No obstante, existen pocas editoriales que pueden conseguir que tu libro se coloque en tu librería favorita si tu y tu libro cumplís una serie de requisitos.

Editorial Círculo Rojo

La editorial de autopublicación Círculo Rojo trabaja con la distribuidora Logística Libros y  a sí mismo, Logística Libros trabaja con distribuidoras más pequeñas como Azeta o Elkar o Arnoia, que podrán pedir tu libro siempre y cuando este genere interés en el mundo lector. 

Varias cosas que tenemos que tener en cuenta es si quieres publicar con Círculo Rojo:

  1. Solo tendrás la opción de estar en las tiendas más populares de libros, si los lectores muestran interés o lo piden, o sí eres una persona conocida o tu marca personal tiene autoridad.
  2. Al acogerte a este servicio de este distribución, piensa que por cuantas más manos pase tu libro, de este, se llevarán un pellizco. Es decir, que tú beneficio será mucho menor, ya que la distribuidora también se lleva un porcentaje.
  3. Si tienes una comunidad grande y tienes creado ya tu público de lectores, no merece la pena meterte en el berenjenal de la distribución. Si lo haces por tu cuenta tienes el beneficio completo. 
  4. La editorial o tú tenéis que tener algunos contactos. En la vida todo son contactos y si la editorial no conoce a nadie dentro del sector, lo más probable es que aunque lo intente se encuentre con un no rotundo.
  5. Si eres invisible para el mundo lector y no tienes ninguna comunidad formada, igual te interesa (aunque te llevas menor beneficio) está opción. Que por pequeña que sea la visibilidad que tienes, es mucho mejor que lo que tienes ahora mismo. 
  6. Si quieres aprovechar la distribución con Círculo Rojo porque tienes claro que quieres que lo distribuyan, te recomiendo que hagas los servicios de correcciones ortotipográficos y de estilo fuera de la editorial.  

Otra editorial que dice tener una metodología muy parecida a Círculo Rojo es Punto Rojo. Esta editorial de autoedición trabaja con la distribuidora SGEL a nivel nacional. Personalmente no conozco a nadie que haya publicado con Punto Rojo, así que no me atrevo a hablar de forma extendida sobre ello. 

Conclusiones

En el caso de que conozcas cómo funciona su método de trabajo y hasta qué punto distribuyen los libros, déjamelo en los comentarios que me encantará saberlo. 

Editoriales como SoldeSol, Caligrama, Letrame Editorial y todas las demás tienen únicamente la opción de impresion bajo demanada o POD (Print of Demand).

Tengo la esperanza de que en un futuro alguna editorial de autopublicación intente lanzar un proyecto en el que ayude a través de acuerdos y contactos a facilitar la distribución en las librerías de autores independientes. Un trabajo complicado, pero poco explotado y quién sabe, quizás es falta de intención y no de oportunidad.

Espero haberte orientado un poco sobre cómo funcionan las cosas actualmente y que no te haya desanimado saber que no existen muchas distribuidoras para autores independientes. Sigue construyendo tu comunidad día tras día y no decaigas, siempre podrás optar por tenerlo en plataformas como Amazon o Lektu. Esta última, muy recomendable sino tienes tu libro en KDP Amazon. Por si quieres saber más sobre esta plataforma, te dejo una entrevista del Podcast del escritor emprendedor donde Ana González Duque entrevista a David Férnandez, el director de la plataforma.

Espero que te haya sido útil y si quieres aportar información adicional, será estupendo. Eso nos ayudará a todos a seguir aprendido.

Hasta la semana que viene, mente inquieta.


Distribuidoras autores independientes

Recommend0 recommendationsPublished in PROMOCIÓN

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *