EL PICNIC

Una mujer anda por el bosque con paso cauteloso,  mientras mira de lado a lado con el ceño fruncido como si buscase laguna cosa. Detrás de un árbol, dos niñas de unos cinco años, morenas como la noche y cielo en los ojos, se esconden detrás de un árbol. De repente son sorprendidas por la mujer con una sonrisa y un alarido divertido que provoca que las niñas escapen corriendo entre risas.

En un claro del bosque lleno de flores, un hombre descansa sentado en una manta con tápers que invitan a un picnic. El hombre mira al horizonte absorto en sus pensamientos

<<Cariño, no sabes como se lo están pasando las crías>>

El hombre vuelve a la realidad y observa a su mujer, la ve risueña y altiva como es ella lo que provoca que esboce una sonrisa cariñosa.

<<¡Niñas a comer!>>grita la mujer

El marido vuelve  a mirar al horizonte junto a sus pensamientos

De regreso, en el vehículo, la mujer canta canciones junto a las niñas , entre risas y desentonos que provocan más risas. Por su parte el marido el marido esta al volante tenso y ausente.

El espectáculo va en aumento y, la diversión parece no tener fin con la madre como animadora incansable.

El marido la observa con  la mandíbula tensa incrédulo de lo que ve. Los brazos se le agarrotan al volante apretándolo cada vez con más fuerza, la sudor le recorre  como agua hirviendo, siente ira. Finalmente un frenazo brusco en medio de la curva paraliza el vehículo y la fiesta.

<<¡Ya esta bien Cristina! ¡Basta ya!>>

La mujer lo mira con la boca abierta y los ojos idos en él, se siente desorienta y sorprendida.

<<Nuestra hijas hace un año que están muertas, no soporto verte así, como si aún estuvieran entre nosotros.

La mujer se muerde el labio inferior, empequeñece los ojos y las lágrimas empiezan a caer lavando sus mejillas.

<<Es que yo las veo, están aquí>>

El marido resopla, gira la cabeza a ambos lados impotente.

De repente, unas luces y un impacto atroz de un camión.

El coche sale despedido fuera de la calzada dando diversas vueltas de campana hasta detenerse contra unos árboles cercanos. El coche queda desfigurado. De inmediato el marido sale tambaleándose de un lado a otro con la frente ensangrentada. Avanza hacía el otro lado del coche para sacar a su mujer. Se agacha y la arrastra hacia afuera del vehículo y se la pone en el regazo

<<Ya estamos todos juntos cariño>>

El hombre se congela y con ojos de plato se gira hacia un lado donde observa con asomo a sus hijas junto a su mujer. Entonces mira hacia el interior del coche y observa su cuerpo inerte junto al de su mujer

Recommend0 recommendationsPublished in CONCURSOS

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *