EL REGRESO DE LA MAGIA

Violet cerró el telón decepcionada. Faltaba poco para la representación, pero en el casting no había ninguna actriz que estuviese a la altura. Si no la encontraba tendría que cancelar la obra y eso supondría un fracaso en su profesión.

De pronto una mujer de aspecto extravagante apareció en el teatro y se acercó a ella con un andar elegante. Vestía una gabardina oscura y un sombrero salpicado de flores. En una mano llevaba una maleta y en la otra un paraguas negro.

—Hola Violet, soy Mary —la saludó con voz cantarina.

—Como la protagonista, qué coincidencia. Veo que también vienes caracterizada para la ocasión —comentó al señalar su atuendo —. Por cierto, llegas tarde. Las pruebas terminaron hace quince minutos, pero te dejo intentarlo. Cuando estés lista entra en escena. Ya sabes que tienes que interpretar el tema principal.

Ella asintió sonriente mientras se disponía a comenzar el espectáculo. Violet no tardó en quedarse maravillada. Aquella chica era perfecta para el papel, le salía de forma natural.

—Estás contratada. Mañana empezamos con los ensayos —le dijo cuando terminó.

—Genial, pero antes quiero enseñarte algo —le hizo un gesto para que la siguiera.

—¿El qué? Ahora no puedo, debo recoger el escenario.

—Ya lo harás después. Es más importante lo que te voy a mostrar. ¿Cuándo fue la última vez que hiciste algo espontáneo? —le preguntó clavándole sus ojos azules.

—No lo sé, me gusta mantenerlo todo bajo control. Me va mejor así.

—Lo imaginaba. Ven conmigo, ya verás cómo cambias de opinión —la agarró del brazo insistente.

La guió hasta una juguetería en la que nunca había reparado. Dentro se fijó en un peluche de Mickey como el que tenía de pequeña. Entonces recordó su infancia y una nostálgica sensación se apoderó de ella. La vida le había obligado a madurar antes de lo deseado. Decidió esconder a su niña interior en el fondo de su corazón y llevaba tiempo acumulando polvo. En ese instante la sintió más cerca que nunca.

Cuando salieron sucedió algo sorprendente: la calle se llenó de personajes de Disney. Peter Pan voló por encima de su cabeza junto con Campanilla. Blancanieves escuchaba el canto de los pájaros, Bella leía mientras paseaba y Cruella salió de una tienda tras comprarse otro abrigo de piel. Se frotó los ojos sin poder creer lo que estaba ocurriendo. Aquello parecía un sueño, pero estaba muy despierta.

—¿Has visto lo mismo que yo? —miró a Mary desconcertada.

—Pues claro. Hay un mundo de fantasía a nuestro lado, pero solo son conscientes los que tienen la capacidad de imaginarlo. Tú te has convertido en una de esas personas que creen en la magia. Has recuperado la alegría, así que no me necesitas. Me tengo que ir —se despidió.

—Espera, no te vayas.

La mujer abrió su paraguas y surcó el cielo. Se desvaneció entre las nubes mientras le decía adiós con la mano. Violet no conseguía asimilarlo, había hablado con la verdadera Poppins. Eso sí que era “Supercalifragilisticoespialidoso”.

23 Visitas
Puntuación de la reseña:
Dale tu opinión al autor, le ayudará a seguir escribiendo
+1
0
+1
3
+1
2
+1
0
+1
1
+1
0
+1
0
Recommend0 recommendationsPublished in CONCURSOS, ESCRITURA, FANFICTION, FANTASÍA, MICRORELATOS

Related Articles

5 1 vote
Article Rating
Notificarme
de
guest
10 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Bel
Bel
5 days ago

Magnifico Maialen
Original y gran relato

Purificacion Ferron Gonzalez
Purificacion Ferron Gonzalez
5 days ago

Qué original y que bien escrito.Olee

Javier Montesinos
4 days ago

Qué lindo relato lleno de fantasía. Mary Popins tiene la solución para mostrar lo mejor de todos los que creemos en la fantasía.

Psula
Psula
4 days ago

Súper original!! Muy bien Mai como has recuperado la fantasía y la ilusión en la protagonista del relato.

Hebe
Hebe
1 day ago

Genial, escribes de maravilla

Translate