Eliminarte Será mi Venganza…

¡Eliminar al desgraciado! Ningún pensamiento era para mí más placentero que este. Mil y una maneras de matarte se pasean por mi mente, cada una más malvada que la otra.

Sé que la ira no es buena consejera, lo percibo en la mirada de todos aquellos que me observan y hasta los que sin mirarme expresan palabras a través de mensajes.

Nada me importa tengo un solo objetivo: vengarme.

Sé que te sientes muy seguro y hasta me parece que sonríes con ironía. Esto hace que me subleve aún más.

El odio se acrecienta en mi interior.

Si tan solo hallara la forma de hacerte sufrir y padecer como yo.

La impotencia suprime mis deseos de apagar esa luz que te mantiene con vida. He de terminar con tu existencia, lo juro. Conseguiré la manera de reducir tu capacidad a la nada.

Las emociones y sensaciones referentes al odio o rabia interior se agolpan en mis pensamientos al punto de enrojecer mis facciones.

Maldito p…….a algo haré contigo.

Solo verás oscuridad a tu alrededor. Nadie sabrá más de ti, me encargaré de eso. Haré contigo lo impensable, lo que nadie espera.

Eres muy importante, lo sé, también que muchas personas acuden a ti, eso ahora mismo me vale un comino. Solo me place llevar a cabo mi venganza y complacer mi instinto asesino. Quiero ver y sentir cómo apago la luz que te mantiene vivo.

Deseo hacerte desaparecer y que ningún rastro quede de ti, a pesar de saber que muchas cosas has guardado de mí. Tantas anécdotas, pensamientos y un sinfín de historias y momentos que no te importaron cuando decidiste borrarlo de tu memoria sin contemplación, importándote muy poco mi dolor.

Ah, pero esto no se queda así y un precio alto, muy alto tendrás que pagar.

Al buscarte me observas silencioso. He tratado de hurgar dentro de ti de mil maneras para encontrar respuestas, pero no, todo empeño resultó infructuoso, llevando mi frustración al máximo. Me has decepcionado profundamente.

No hay solución alguna que enmiende este garrafal error. Solo con tu desaparición encontrará alivio mi existencia.

Como comprenderás nuestra relación jamás volvió a ser la misma, pues sencillamente te perdí la confianza y a cambio de ella nació este gran resentimiento que carcome mi entendimiento.

No alargaré mucho más esta especial despedida. He decidido que todo termine y solo uno de los dos sobrevivirá.

Y obvio, seré yo porque tú ya no serás parte de mi vida. Lo he meditado mucho y hasta planeé otras alternativas al tratar de recuperar lo perdido, pero qué va, no me brindaste oportunidad alguna para hacerlo. Desde el primer instante que sucedió lo ocurrido paralizaste mi mundo, las ideas y ocurrencias fueron guardadas en el olvido y todo a consecuencia de tu proceder. Si tan solo hubieses cuidado con celo todo lo que contigo compartí,

Pero no, fue más fácil que se difuminara. Y ni un rastro ni una huellas de los mismos quedará para mí disfrute.

No daré más vueltas, hoy es el día. Aquí todo terminará. Siento el temblor en mi mano, pero esto no evitará tu fin. Decidida busco tu nombre, te quedan segundos. Ya te vi y sin titubear, con mi dedo índice le doy a lo nuestro.

«DESINSTALAR» Listo, te eliminé, ya no volverás a borrar mis escritos: “Programa Offic”.

Fin

M. Lina Hernández Fuentes ☘️

Recommend0 recommendationsPublished in CONCURSOS

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *