ESPEJITO, ESPEJITO… NO DIGAS NADA

Sus dedos se cuelan entre mis rizos y con una leve caricia se detienen en mi cuello. Deseo probar una vez más el sabor de sus labios y él lo sabe. Acerca mi rostro al suyo y casi nos rozamos. Por un segundo mi mirada se desvía al espejo y la imagen que me devuelve no es de mi agrado.

—Espera, no puedo.

—¿Por qué no? —me pregunta confundido.

—Porque tú eres muy guapo y yo no. Te mereces algo mejor. Podrías tener a cualquier chica y estás conmigo. No lo entiendo —le respondo con un hilo de voz.

—Es muy fácil, simplemente te quiero. Por eso eres mi novia.

—No deberías. Cada vez me salen más granos, llevo aparato dental y mis pechos son demasiado pequeños.

—Vamos Laila, no seas tan crítica y piensa en positivo. Cuando cumplas unos años más no tendrás tanto acné. Tu sonrisa ya es preciosa y al acabar el tratamiento será perfecta. Por no hablar de tus pechos que sabes que me encantan —me confiesa con una expresión juguetona.

—Derek por favor, no estoy para bromas. Lo digo muy en serio. Cuando sea mayor me convertiré en una señora arrugada y con celulitis. Me abandonarás y yo no podré soportarlo —le explico con un nudo en la garganta.

—Eh cariño, tranquila. No pienso hacerlo —me susurra al oído mientras me envuelve entre sus brazos.

—Ven, te voy a enseñar algo —me lleva de la mano hasta el espejo —. Esta eres tú. Tienes complejos como todas las personas, pero no te centres en ellos. Por una vez déjalos en un segundo plano. Quiero que te fijes en tus ojos azules, así que sécate las lágrimas. Cuando me sumerjo en ellos me siento en un mar en calma. Observa tu cabello color azabache, ese que cae en cascadas sobre tus suaves hombros. Todo el mundo se da cuenta de tu belleza menos tú. Valora a la maravillosa mujer que eres. Dale importancia a tu interior. No permitas que tu físico te defina. No mires solo el envoltorio. Todos querrán abrir el regalo y ver lo que hay dentro. Si les gusta se quedarán a tu lado y  si es lo contrario te ahorrarás una mala compañía. El que no sepa apreciarte es que está loco. Te amo tal y como eres, no cambiaría nada de tu aspecto. Cada marca en tu cuerpo es una experiencia vivida. Eres humana, la imperfección también es bonita. Acéptate con tus virtudes y defectos.  Si yo te quiero, ¿tú por qué no? No dejes que el reflejo de un trozo de cristal te cause inseguridades. Plántale cara y pronuncia: espejito, espejito…no digas nada.

—Tienes razón. Oye, ¿nunca te has planteado ser psicólogo? Se te daría genial —me río.

—La verdad es que no, pero me alegra haberte provocado una carcajada. ¿Por dónde nos habíamos quedado? Ah sí, creo que estábamos a punto de disfrutar de nuestro amor —me agarra por la cintura y nos fundimos en un beso.

 

Recommend0 recommendationsPublished in CONCURSOS, ESCRITURA, INSPIRACIONAL, MICRORELATOS

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Wauuu que bonito Mailen todas nos merecemos alguien asi a nuestro liado. Mientas aprendemos a ver nuestra propia belleza. Precioso de verdad.

  2. Me encanto lo tiene todo, frescura, motivación. Recordé un refrán popular al menos en mi país “La suerte de las feas las bonitas la desean” Felicidades.

  3. Que bonito, Maialen. Al igual que pensamos que muchas personas ven nuestras imperfecciones, deberíamos caer en la cuenta que hay quienes nos aman tal y como somos. Si nos aman y gustamos así, tenemos que aceptarnos y querernos nosotros mismos. Muy buen jugado con la pregunta de la mítica escena de cuento ymuy bien relatado, como bhaces siempre. Es fantástico. Felicidades Maialen

  4. Maialen, qué bonito relato!
    Qué suerte si podemos contar con esa persona que nos apoye y nos anime en nuestras horas bajas!

    Me ha gustado mucho.

  5. Muy tierno y bonito, Maialen. Reflejas esa inseguridad que puede acechar a cualquiera, sobre todo a esas edades en relación a esos aspectos físicos, y después la enfrentas con la personalidad de Derek, gran apoyo para Laila. Bonita reflexión y una escena muy romántica 😀 ¡Felicidades!