Extraños Conocidos

Domingo noche y Alma estaba estirada en el sofá ante el televisor viendo un capítulo más de la serie “You”.
Desde que entró el viernes por la puerta de su casa, ponerse cómoda y prepararse un gintonic; fue poner el primer capítulo y a partir de ahí cayeron uno tras otro. Ella que había criticado los que se tragaban las series como si no hubiese un mañana, se había convertido en un miembro más de ese club.
El personaje le fascinaba y la trama la tenía enganchada, no era capaz de coger el mando y parar la reproducción.
Miró la hora y se obligó a meterse en la cama el fin de semana tocaba a su fin. Ya acabaría de ver la serie cuando regresase del trabajo, solo quedaban 2 capítulos para acabar la segunda temporada.
La semana empezó siendo una más cogiendo el mismo tren, montó en el mismo vagón y coincidió con la misma gente. Buscó con la mirada un asiento libre de cara a la marcha y ventanilla. Tras sentarse y dejar las cosas en el asiento de al lado, se puso sus cascos para escuchar música mirando sin ver el mismo paisaje de todos los días.
En los trayectos de vuelta Alma solía coger un libro para evadirse de la realidad, adentrándose en la fantasía de los relatos. En ocasiones cogía el móvil para leer y contestar mensajes, ver nuevos post de Instagram y colgar ella alguno o descubrir a quien seguir.
Una mañana Alma observó que como de costumbre, el vagón iba medio vacío con las mismas personas, a los que consideraba extraños conocidos, cuando se percató de que había un nuevo miembro en la familia.
En ese momento le saltó un notificación de Instagram, al abrirla vio que era un mensaje lo leyó dudando si contestar, finalmente lo hizo. Ella se lo tomaba con calma, no se fiaba mucho aún de las redes sociales.
Pasaron los días sin ningún cambio a excepción de Juan, que se había convertido en un desconocido conocido, tras los mensajes que mantenía a diario con él.
Un día de lluvia estaba en la puerta para bajarse del tren, cuando se dio cuenta de que había olvidado el paraguas. Se giró para chocarse de bruces con el nuevo miembro de su peculiar familia, quien le entregó el objeto olvidado. Ella balbuceó un “gracias” y se bajó sin mirar atrás.
A partir de ese momento a ese desconocido se lo encontró más veces, sin llegar a asociar que era el mismo con quien chateaba.
Un día Juan le dijo que estaba muy guapa de rojo, haciendo que un escalofrío de pánico recorriese su cuerpo, solo podía saberlo si la estaba viendo en ese momento. Desechó ese pensamiento de inmediato.
Esa noche quedó con Marta su amiga, le explicó todo lo que le había pasado cuando su mente reaccionó y lo relacionó todo. Y si Juan y el extraño del vagón era el mismo y si… era como el personaje de “You”.

 

Recommend0 recommendationsPublished in CONCURSOS, HISTORIAS, SUSPENSE

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *