Halloween perpetuo

¿Sabes todas esas criaturas que aparecen en las películas? Ellos eran conscientes de que no existían, hasta aquella noche.

Imagen: Andrahilde en Devianart

Un grupo de amigos fue a una fiesta que anunció uno de sus compañeros de la universidad. Se trataba de la fiesta de disfraces que realizaban cada año. Era típico que cada clase se vistiera de una criatura distinta. Ellos aparecieron en la mansión de su colega un poco a regañadientes. Este año no les apetecía celebrar Halloween, por lo que asistieron desprovistos de disfraz alguno.

—Mira que sois aburridos —les dijo el organizador nada más verles entrar por la puerta—. En la habitación del fondo tenéis pelucas, antifaces y un montón de cosas para poneros.

La marabunta de jóvenes los empujó para poder entrar. Tanto el exterior como el interior de la enorme vivienda estaban decorados con esculturas, focos y todo tipo de elementos terroríficos.

—Ashley está maquillando a los demás, id a ver qué puede hacer con vosotros.

El grupo se encaminó hacia la sala indicada por su amigo. En el trayecto, más de sus compañeros aparecían de golpe de otras estancias, incluso de armarios, para asustarles. Al llegar, varios baúles se encontraban abiertos con atuendos tirados por el suelo. Se animaron los unos a los otros probándose distintos complementos, hasta que dieron con su estilo propio. Tras disfrazarse, esa extraña chica que apenas hablaba en clase les maquilló. Los colores estaban muy bien conseguidos y las heridas, marcas y la sangre eran una obra de arte.

La noche pasó entre risas, música y alcohol.

Al día siguiente, cada uno de los miembros de su grupo trató de quitarse la pintura de sus rostros. Se escribieron por whatsapp para comentarlo entre todos. Tras realizar una videollamada conjunta fueron testigos de lo que estaba sucediendo. De alguna forma, los cosméticos se adhirieron a la piel y no se iban por mucho que frotaran. Los surcos, heridas y contornos se volvieron reales. La tonalidad del cuerpo de uno de ellos, el cual se disfrazó de zombi, comenzó a tornarse de un color pálido. Ya no hablaba, sino que hacía ruidos con la garganta. Andaba a paso lento y tropezaba con todo lo que se interponía en su camino.

Las apariencias del resto de amigos también cambiaron. Una llevaba unos dientes falsos de vampiro, los cuales se fusionaron con los suyos. Salió corriendo ante la tremenda calidad del sol. Otro pensaba que le habrían echado pegamento en la máscara, pasando a ser uno de esos terroríficos payasos que no paraban de reír.

Así, todos se transformaron en los seres por los que se hicieron pasar mediante los disfraces. Unos disfraces que les acompañarían por el resto de sus vidas en un Halloween perpetuo.

 

 

28 Visitas
Puntuación de la reseña:
Dale tu opinión al autor, le ayudará a seguir escribiendo
+1
1
+1
1
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
Recommend0 recommendationsPublished in CONCURSOS, FANTASÍA, FICCIÓN, HISTORIAS, JUVENIL

Related Articles

0 0 vote
Article Rating
Notificarme
de
guest
4 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Purificacion Ferron Gonzalez
Purificacion Ferron Gonzalez
6 days ago

Me encanta, que historia tan chula Cristian,que yuyu.

Evelia
6 days ago

Muy original

Translate