lenguaje no verbal de tus personajes

El lenguaje no verbal de tus personajes

Un aspecto fundamental es el lenguaje no verbal de tus personajes. A veces, sobre todo al principio, cuando creamos nuestros personajes muchas veces describimos y explicamos en vez de mostrar lo que hacen o que sienten. Esto es un error de lo más común cuando empezamos a escribir nuestra primera obra.

Los expertos dicen que el 65% de lo transmitimos como lenguaje no verbal y el resto es lo que decimos. Con el tiempo y el avance de las grandes tecnologías aparecieron los emoticonos que nacieron a partir de los propios signos de puntuacion 😉 xD y así evitar malentendidos. ¿Te acuerdas? Si eres de mi generación seguro que sí. 

El lenguaje no verbal es inevitable al menos que lo tengas muy controlado como los actores. Por ello, es imprescindible que tus personajes sean reales, creíbles y por supuesto reaccionen con gestos y expresiones, además de hablar por los codos.

¿Conoces el lenguaje no verbal de tus personajes?

Seguro que has leído cientos de veces en un diálogo los típicos «fruncir el ceño, encogerse de hombros, sonreír…». Y es que los personajes como las personas deberían hacer mucho más que eso.

Cuando vemos una película y vemos la mueca de asco o los ojos abiertos como platos, sabemos que sienten al instánte. En los diálogos tenemos que conseguir eso y jugar con la gran ley de la narrativa de «no decir, hay que mostrar». Si no jugamos con el infinito abanico de reacciones y gesticulaciones nuestros personajes parecerán dos Playmobil con la misma expresión durante toda la historia.

A continuación menciono algunos trucos para crear escenas, diálogos y personajes creíbles:

1. Fijate en las personas de tu alrededor o que conozcas de buena tinta e imagina como se comportarían en tal escena. Piensa que expresión pondrían, que dirían y como se comportarían solos o acompañados.

2. Ponte delante del espejo y actúa como si fueras uno de los personajes. ¿Cómo se movería? Al verlo en el espejo tu cerebro le resulta mucho más sencillo a la hora de escribirlo ya que lo ha visualizado anteriormente.

3. Mira una película donde la escena que tu quieres relatar sea muy parecida. Te ayudará a visualizar sobre todo expresiones faciales y detalles que se nos escapa a la simple imaginación.

Ahora que conoces el posible lenguaje no verbal de tus personajes me gustaría profundizar un poquito más y enseñarte algunas cuestiones a tener en cuenta a la hora de crear gestos y expresiones para nuestros personajes.

El espacio físico

Seguro que alguna vez habéis sentido que alguien se ha acercado demasiado y ha invadido vuestro espacio personal. Ese espacio que tenemos todos y que si lo cruzan sin permiso nos sentimos incómodos e intimidados. 

Pues a nuestros personajes también les pasa. Se sienten alerta, incómodos de estar tan cerca de ese desconocido que se acaba de acercar o receptivos del nuevo camarero de la cafetería que le ha echado el ojo a vuestra prota. El espacio físico tiene cuatro dimensiones que dividimos en: zona de audiencia, zona social, zona de amigos y zona íntima.

Tienes que tener en cuenta también la cultura en la que viven tus personajes ya que dependiendo esto se pronunciarán más estas cuatro zonas o menos. Por lo general en las culturas hispánicas y mediterráneas somos más cercanos pero en las anglosajonas o nórdicas son más distantes.  

Los personajes socializan

Sí, has leído bien. Los personajes socializan y por tanto sienten simpatías o antipatías por otros personajes. Cuando estamos en grupo nuestro grupo también expresa si estamos a gusto o interesados en cierta persona o en lo que dice y a quien no soportamos de ninguna de las maneras.

SIMPATÍAS: Cuando existe una simpatía se muestra con la cercanía corporal, mostramos interés mirando a la persona o incluso cuando estamos hablando con otras personas.

ANTIPATÍAS: Cuando alguien no nos cae en gracia se nota. Nos cruzamos de brazos, lo ignoramos, el cuerpo no está orientado en dirección a esa persona, entre otros gestos y posturas.

Manos y brazos

En las culturas mediterráneas y latinas usamos mucho las manos y los brazos para gesticular en comparación con el resto de culturas. Las manos y los brazos son muy importantes para mostrar confianza, recepción, apertura, ya que son los que nos protegen en situaciones de alerta e instinto.

Cuando los brazos están relajados y las manos abiertas transmite que el personaje está abierto y relajado para oír nuevas propuestas o sugerencias.

Las manos dan muchas pistas para saber como están nuestros personajes: al cerrar las manos se convierten en puños en una situación de tensión o agresividad, se entrelazan con otras la manos en un momento íntimo, llevarse la mano a la barbilla puede mostrar interés o reflexión, tocarse el pelo o rascarse la nuca son muchos de los gestos que puedes utilizar.

El rostro

Con 43 músculos en la cara el rostro se lleva el primer premio en gestos. Las cejas, los ojos, los labios, la mandíbula, los dientes, las mejillas o hasta la inclinación de la cabeza hacen en conjunto una gran fiesta de expresiones. 

No puedes quedarte únicamente con el ceño fruncido y la sonrisa sin más, tienes 43 expresiones más que explotar. Por ejemplo, inclinar la cabeza hacia adelante muestra ofuscación o enfado; apretar la mandíbula, tensión; el rechinar de los dientes, irá; entrecerrar los ojos, sospecha; guiñar un ojo, complicidad; inflar las mejillas y soltar el aire, aburrimiento o cansancio y morderse el labio inferior, duda. Estas son algunas de las expresiones entre otras que puedes utilizar en tus historias. 

Compaginar diálogos con todas estas expresiones y lenguaje no verbal de tus personajes enriquecerá tus escenas e historias. Disfrutaremos como autores por jugar con nuevas posibilidades y disfrutarán los lectores que te lean. 

Hasta aquí el artículo de la semana. Espero que os haya parecido útil y si tenéis alguna recomendación o sugerencia me encantará leerla, así que no olvides decírmela. Si os gusta el marketing os dejo por aquí el último artículo sobre: crowdfunding para publicar libros.

¡Un abrazo virtual!


Si sueñas con vivir de la escritura y quieres que te guíe por los contenidos exclusivos sobre marketing para autopublicados y recibir la newsletter con las mejores recomendaciones para convertirte en escritor profesional. Suscríbete aquí.

* indicates required
33 Visitas
Dale tu opinión al autor, le ayudará a seguir escribiendo
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
Recommend0 recommendationsPublished in ESCRITURA

Related Articles

0 0 vote
Article Rating
Notificarme
de
guest
2 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Roger
4 months ago

Muy interesante, Vivían, a veces nos fijamos mucho en las cualidades de nuestros personajes y tendemos a lanzarnos al grano, y por ello cometemos ese gran error

Muchas gracias 😉 tus consejos me ayudan mucho

Translate