Los sueños se cumplen

Adrenalina, sudor, la musculatura de los brazos tensa, concentración, ruido. Su paso por meta no le permitía percibir los objetos ni las personas a causa de la velocidad que llevaba. Conocía todas las partes del circuito al detalle. Levantó la vista y se dio cuenta de que era la última vuelta, se concentró aún más. Inspiró y aceleró para adelantar a sus compañeros, les sobrepaso sin dificultad, tras cruzar la línea de meta redujo para ir a boxes. Le esperaba su equipo que le felicitó. Bajo de la moto. Se abrió el mono y se quitó el casco. Era un muchacho todavía imberbe que subiría al podio por tercera vez en su joven vida. Se sentía pletórico.

Sonó el despertador. Lo apagó con rabia. Hoy era lunes y se pondría el uniforme del instituto para asistir a clase como cualquier otro adolescente. Sin embargo, no tenía muchas ganas. Le dolía todo el cuerpo del esfuerzo de la carrera. Durante la semana conducía una simple scooter para poder desplazarse a clase, a los entrenamientos, pero sus compañeros hacían muchas bromas al respecto.

Se preparó rápido y salió corriendo de casa. Salió del garaje y condujo hasta el instituto. La mañana se hizo más larga de lo habitual. Le cansaban los comentarios de los amigos. Ander era muy tímido. Sus triunfos le suponían una desagradable experiencia en su pequeño pueblo, todo el mundo se acercaba y le reconocía por la calle.

Cuando terminaron las clases se despidió rápidamente y regresó a casa. Estaba a una manzana de su edificio cuando un coche a gran velocidad le embistió por un lateral. El ciclomotor se desplazó varios metros y su cuerpo salió disparado como si se tratará de un muñeco de trapo. Toda su experiencia en el circuito no le sirvió para evitar aquel vehículo que saltó un stop a gran velocidad.

Ander pasó bastante tiempo en coma. Su familia temía lo peor. Pero su joven corazón lucho hasta que un día abrió los ojos. No recordaba nada, ni entendía nada. La madre tuvo que contarle lo ocurrido aunque lo peor fue decirle que se quedaría en silla de ruedas.

El chico muy positivo respondió a la mujer que estaba vivo y que sería el primer campeón del mundo parapléjico. Durante su estancia en el Hospital de Toledo, se inició en el deporte adaptado. Aficionado al riesgo practicó ski y compitió un par de años.

Su sueño era volver al motociclismo. No fue fácil conseguir escudería para competir. Tuvieron que adaptar el vehículo y buscar más personas de apoyo. Además al principio los resultados no fueron satisfactorios, y era una lucha constante. Tras dos años de rodaje, obtuvo mejores resultados. El piloto quedaba siempre entre los mejores clasificados.

La madre de Ander estaba sola en casa, su hijo estaba compitiendo fuera de España. Ella era incapaz de ver la Tv tenía miedo de que tuviera otro accidente. Tocaron la puerta. Abrió sin ganas.

— ¡Ander, ha ganado! Es campeón del mundo—gritaron.

26 Visitas
Dale tu opinión al autor, le ayudará a seguir escribiendo
+1
2
+1
4
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
Recommend0 recommendationsPublished in CONCURSOS

Related Articles

5 1 vote
Article Rating
Notificarme
de
guest
14 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Carmen
9 days ago

Estupenda historia de superación con final feliz. Enhorabuena Bel.

Javier Montesinos
9 days ago

Maravilloso relato. La fuerza y la constancia base para la superación de los obstaculos en la vida.

Víctor Mozo Ortega
9 days ago

Que fuerza le das a la constancia, al trabajo y a la superación personal. Muy bien relatado. Muy digno de este reto.

Purificacion Ferron Gonzalez
Purificacion Ferron Gonzalez
8 days ago

Maravillosa historia de superación personal .Qué bien lo cuentas guapa

Maialen
8 days ago

Una increíble historia de superación y muy bien relatada. Me ha gustado mucho Bel.

Amaya Muñoz
Amaya Muñoz
8 days ago

Una gran historia, Bel! Una vida que promete éxitos y luego se ve truncada en un instante. Grandes personas a nivel deportivo y más aún, a nivel humano. Cuánta gente se hunde en esas mismas circunstancias…
Bravo!!

María
6 days ago

Una historia muy buena cargada de fortaleza, positivismo y esperanza. ¡Muy bueno Bel!

Translate